MundoReal™, Posts, Teorías

¡Igualdad para todos (los demás)!

“NO QUIERO QUE ME REGALEN NADA” DICE AGUAYO

Un cinturón negro invidente peleará con atletas de visión normal

(EFE · México) El mexicano Sue Aguayo, ciego desde los 15 años y con quemaduras en el 70 por ciento del cuerpo, combatirá este fin de semana en el Abierto Internacional de Argentina de taekwondo contra adversarios de visión normal.

Aguayo, de 29 años, peleará en la categoría de hasta 67 kilos en lo que será un hecho histórico para este deporte ante la diferencia de capacidades del mexicano y sus contrincantes del sexto abierto internacional de Argentina.

“No quiero que me regalen nada, si mis rivales piensan que por estar ciego no sé patear, están equivocados”, sostuvo el deportista mexicano que tiene la esperanza de colocarse entre los tres primeros de su categoría en el torneo de Argentina.

“Si me noquean ni modo, asumo los riesgos del taekwondo”, sostiene Aguayo, quien se declara como un taikwondoín que “no pega por pegar porque eso cansa mucho y que siempre deja que ellos peguen primero”(…).

Pequeños detalles diferentes

Los combates de este cinta negro mexicano serán posibles gracias a que sus rivales se colocarán un collar de cascabeles que ayudan a reducir la discapacidad visual del mexicano además de las voces que le lanza su entrenador.

A sus rivales siempre se les pide que “se muevan porque si se quedan quieto, entonces si me dejan ciego definitivamente”, manifestó Aguayo, quien trabaja como maestro de música y tiene un grupo para amenizar fiestas (Fuente: Marca.com).

A ver, dijo Aguayo. No te mueves de más porque te cansas mucho. Pero los demás tienen que estar en constante movimiento para que les suene el collar de cascabeles. Una de tres:

  1. Van a tener que mover el cuello y por tanto el resto de la cabeza, aflojando así su enfoque visual y soportando el tintineo de las campanitas debajo de sus orejas.
  2. O tendrán que andar dando brinquitos y consumiendo oxígeno.
  3. O por último, van a jugar al hula-hula con el collar, sumando a ambas distracciones y la vergüenza pública de andar diciéndole a un ciego: “Pégame aquí. Sí, dale más acá. No, no, más por aquí, ven, permíteme tu puño…”.

Para el próximo Abierto Internacional competirán:

  • Olaf Johanson, un marinero mercante noruego que perdió la mano derecha en un accidente de maquinarias y pedirá competir con el garfio puesto.
  • Takanosato y Kokotaze Takamiyama, hermanos japoneses que ofrecerán a sus contendores la posibilidad de luchar contra ellos con las piernas atadas entre sí.
  • Ash Williams y Cherry Darling han prometido cargar sus prótesis con hojas y munición ligeras, no letales, en caso de que se puedan encender o disparar durante un combate (no pueden vaciarlas, eso alteraría gravemente su equilibrio, y no queremos que queden en desventaja, ¿verdad?).

Sí, me voy a ir al infierno por esto :).