Películas, Posts

Jesucristo Movie Star

A long time ago, in a Palestina far, far away...

 

Todos conocemos los inicios de la carrera de Jesús, haciendo milagros por aquí y por allá (hasta donde se podía sin televisión por cable ni aviación comercial), predicando la palabra y diciendo que nos amemos los unos a los otros. Vamos, como John Lennon pero sin drogas ni Yoko. Fue una figura prominente de su tiempo, como cualquier Hijo de Dios, en su tiempo:

Y bueno, digamos que como no existía la contabilidad y los prestamistas eran pocos, los judíos que sobraban tenían que dedicarse a tareas para las que no estaban genéticamente predispuestos. Esto provocó unos errores operacionales en la protección del Mesías:

 

Como sabemos, afortunadamente resucitó y no se supo nada de él hasta inicios de los noventa, cuando hizo un cameo en la canción Jesus Christ Posse Soundgarden, en protesta contra la falta de pago de regalías por parte de la Iglesia durante dos mil años:

Como quien dice, o ganamos todos o no gana nadie. Ese mismo año se le ofreció un papel en una tercera parte de Terminator, cuya secuela se acababa de estrenar. Jesús hizo el casting e incluso llegó a grabar algunas escenas, pero el proyecto fue abandonado cuando Jesús empezó a multiplicar las balas de Arnold y el estudio enfrentó serios problemas con sus proveedores de utilería.

Jesús continuó haciendo papeles chicos, como un cameo en Orgazmo, la primera película de Trey Parker y Matt Stone de South Park, en 1997:

 

Su aparición al final de la cinta le valió un papel más protagónico en Dogma, de Kevin Smith, filmada dos años después. Llegó a compartir escena con George Carlin, Ben Affleck, Matt Damon, Jason Lee, el tío que hace de Snape, y le ahorró a Miramax Films una millonada en efectos especiales. Aquí un breve fragmento del archiconocido Buddy Jesus (increíble, pero la parte de Ben Affleck es la más sensata):

También preparó un libreto para una película en colaboración con Quentin Tarantino, pero los desentendidos surgieron otra vez cuando le propusieron hacer la película en dos partes, así que se retiró del proyecto y Tarantino rodó su propia versión de la película.

Con una carrera filmográfica venida a menos, probó suerte una vez más en el cine de acción. Compro los derechos de La Pasión a Mel Gibson (a pesar de su disgusto inicial por la fotografía y la dirección artística de la película) y rodó una secuela, con Chris Tucker como co-protagonista.

Desafortunadamente, fue capturado por los agentes de seguridad en la alfombra roja y llevado a la oficina de migraciones. Ahora se pasa los días en Guantánamo, siendo confundido con un terrorista iraquí. Jesús espera la resolución de este caso, contándole a los que lo visitan su historia y lamentándose por las malas relaciones diplomáticas entre su Padre y George W. Bush. Su historia aún no ha terminado…