Posts

Voy a sacar mi negocio de bodas retráctiles

Antecedente: estaba conversando con Giovanna sobre su casamiento y ella me preguntaba si estaría por Lima para esas fechas. Si todo iba bien, le dije, estaría ahí. Le pregunté dónde iba a hacer su gracia y me dijo que en Miraflores, a lo que respondí que me parecía bacán, porque se me hace bastante accesible. Y la conversación siguió así:

giovanna dice:
si si, es centrico
y luego podremos pasar a los salones de la iglesia a realizar un brindis y tomar unas fotografías
y comer bocadillos

Gallín! dice:
y los salones de la iglesia están en el rimac

giovanna dice:
no
gracias a dios pudimos conseguir que esten en la misma iglesia

Gallín! dice:
ufff
deberian hacer iglesias retractiles
que se acaba la boda y las bancas y el altar y los santitos se replieguen y salga la decoracion de la recepcion

giovanna dice:
claro

Gallín! dice:
las bancas se convierten en mesas

giovanna dice:
como howarts!!!

Gallín! dice:
siiiiiiii

giovanna dice:
(lo escribi mal ya lo se)

Gallín! dice:
y del altar sale la mesa con la torta
(no me di cuenta ;))

giovanna dice:
claro!

Gallín! dice:
y los santos se convierten en los fotografos?

giovanna dice:
excelente
deberíamos iniciar una empresa que ofrezca ese tipo de facilidades
y no se necesita magia
puede ser como en los oscar

Gallín! dice:
solo mucho aceite para las maquinas
o hamsters

giovanna dice:
si
eso
pero para la gente potentada
esa a la que secuestran
en fin, pongamoslo en la lista de ideas que tal vez algun día gracias a los avances tecnologicos sea posible (como la primera parte de star wars)

Gallín! dice:
si
es mas, podriamos promocionarnos con los secuestradores
que ellos repartan las tarjetas

giovanna dice:
claro, claro
o pedirles una base de datos
como cartera de clientes
vayamos madurando la idea poco a poco

Así que no se sorprendan cuando encuentren nuestro propio negocio de capillas de boda retráctiles o convertibles. Si alguna vez se enteran de eso, ¡FUE NUESTRA IDEA!

(siempre y cuando nadie se fije en ese capítulo de Los Simpson de la prohibición con Elio Pess donde Moe instala un mecanismo que convierte su taberna en una tienda de mascotas)