Posts

Cosas que hacer (primera edición)

Hay dos clases de días productivos. Existen esos días productivos donde no paras, creas como una maquinita de inventar, o terminas una de esas listas de cosas por hacer siempre postergadas que crecen y crecen en vez de cumplirse. Y existen días donde, en efecto, produces ese tipo de listas. Lo que produces, entonces, es curiosidad, interés, y en cierta manera te matriculas a un cursillo de superación personal… si lo haces bien.

En fin, después de un sábado de tertulia, equivalente a 6 horas de conversación en un café miraflorino (quién diría que acabaría en esas andanzas tan pronto, ¿no?), estreno lista nueva. Preséntolesla:

  1. Conseguir chamba.
  2. Comprar pilas ‘AA’ recargables para la Cybershot.
  3. Encontrar o ver alguna película de Cronenberg.
  4. Ver las partes 2 y 3 de El Padrino.
  5. Demostrar que ya no quedan limeños en Lima.
  6. Averiguar cuántos años tiene Leslie Nielsen.
  7. Bajarme instrumentales de Carlos Santana.
  8. Hacer el a-priori-y-a-posteriori con Santana de fondo.
  9. Probar algún café árabe.
  10. YouTubear San Ictícola de los peces de Les Luthiers.
  11. Llevar un volumen de la League of Extraordinary Gentlemen de Moore a otra reunión.
  12. Refinar el ranking de 3 películas para comprender la realidad peruana.
  13. Saber por qué tanto alboroto con Tesis.
  14. Lo mismo anterior, pero con Antes del amanecer/atardecer.
  15. Recuperar la costumbre de ir al cine o, en su defecto, simplemente de ver películas.
  16. Chequear Vincent de Tim Burton.
  17. Revisar la viabilidad de ponerle WAN o Wi-Fi a mi celular.

Eso debe ser suficiente por el momento. Espero volver a tachar más ítems durante la semana.

Un comentario en “Cosas que hacer (primera edición)

  1. te faltó:
    buscar películas que no tengan nada que ver con el amor (amor en todas sus dimensiones: filial, fraternal, de pareja, etc)

    Por mi parte, no olvidar sacar la libreta de apuntes de mi morral para hacer anotaciones que permitan acordarme de todo lo que hablamos en seis horas.

    Cuando esté aburrido, caminar más puedo volver a encontrarme a Giovanni en situación parecida.

    Yo te paso las pelas de Cronemberg por supuesto.

Los comentarios están cerrados.