Posts

“Bienvenido al mundo del mañana”: Cuadrúpedos e introvertidos

Semana de innovaciones curiosas en el mundo de los blogs tecnológicos y la gadgetería en general. Fuera del mega-LED a energía solar que están montando en Beijing (en mis épocas decíamos Pekín), el hombre que fue capaz de sincronizar cinco metrónomos (falta ver la aplicación práctica, que seguro sorprenderá más), y los robots regenerativos (al más puro estilo del T-1000), lo más divertido de ver estos días está en el pasillo 2, de robótica.

Big Dog, el mismo que canta y encanta. En realidad que camina, da algo de risa y encanta. El más-más de los robots cuadrúpedos. De acuerdo la Boston Dynamics (¿serán los mismos de la mitad de aparatos del RadioShack?),  camina, corre, escala, viaja a campo traviesa*, y carga bultos. El lado malo es que se alimenta con gasolina. , pero es aparentemente capaz de “reciclar energía” del mismo modo que los cuadrúpedos reales**. Véanlo.

La LeaveMeAloneBox (CajaDéjenmeEnPaz), también descrita como la máquina autorreferente o autoconsciente. Basado en una idea de Claude Shannon y Marvin Minsky, es una cajita sin mayor gracia con un interruptor que activa un par de bracitos mecánicos que abren la tapa y apagan el interruptor. No tiene razón de ser, no le encuentro aplicación práctica, es sólo una fumada a la que le fue conferida vida electrónica y un propósito circular. ¿Se le puede llamar “arte”?

Fuentes: Gizmodo, Microsiervos e IdiotToys.
* Sí, escribí todo este post como excusa para decir “campo traviesa”.
** Una vez leí que el enfoque analítico era incapaz de demostrar la movilidad del canguro como una suma de partes, dado su tamaño y peso. La clave que el dichoso método no concebía era el reciclaje de energía producido por los brinquitos del marsupial. O algo así.