Gadgets y juegos, Posts

Si vas a ponerle cámara a tu celular, haz que cuente

Motorola, al menos en la rama británica, está levantando la promoción del MOTO Z10 por el lado del manejo de material en video. En un mundo donde en teoría (los números y proporciones cuentan otra historia) cualquier hijo de vecino puede registrar cualquier cosa visible y la oralidad del teléfono cede ante la seductora visualidad de las fotos y el video, suele hacer falta corregir, refinar, retocar o combinar las imágenes para tener un producto final más disfrutable y no tener que pensar en el fondo de tu cabeza “sí, es una caca de foto, pero es porque la saqué con el celular, lo importante es que tomé la foto“.

El banner está bueno. Simple, llama la atención y hace pegar la idea. El roll de créditos con todas las labores hechas por uno mismo y la frase “Todos somos cineastas ahora”. Listo el pollo. ¡Vendido! Y no es para menos. Graba a 30 cuadros por segundo a tamaño QVGA (320×240 píxeles, como el VCD) y 3,2 megapíxeles de resolución. El software incorporado promete la posibilidad de cortar y pegar clips de video, añadirles sonido, grabar voz en off, agregar transiciones y créditos. Tampoco vamos a pedir un Avid Xpress o la post-producción del After Effects, pero como el vilipendiado Movie Maker sacará de apuros.

Lo que no me explica la web es cómo michi voy a manejar ese software de edición y con qué precisión, porque una cosa es editar con el ratón de tu PC y otra los 19 botoncitos y palanquita del celular (o que sea táctil y tratar de cortar frames usando la yema del dedo). Será de esperar a ponerle las manos encima a uno, claro está, ajeno. Porque los de Motorola no me han dado mi chancay para decirle a la gente que compre. Ahora bien, estos posts se pueden editar y volverse más persuasivos. Sus chequeras deciden.

Ver también: Reseña en Xataka

Anuncios