MundoReal™, Posts, Zona Geek

Disparador de oficina con mira láser

Ocasionalmente he pasado por muchas oficinas, más en plan visitante que chambeando. Y es difícil no estar de acuerdo en que el espacio físico llamado oficina es la cosa más detestable, monótona y deprimente que haya podido nacer de la falta de imaginación humana. Hasta ahí con mis problemas personales, ya sabemos que hay lugares donde da gusto trabajar y pasar aún más de 8 horas al día, pero llegar ahí es como encontrar a Pie Grande bebiendo café del Santo Grial en una terraza de la Atlántida a la luz de un OVNI. Lo cierto es que mientras la vida burocrática no haya terminado de consumir tu espíritu, vas a buscar la manera de hacer la situación más llevadera. Algunos decoran su espacio con la misma falta de creatividad que los llevó ahí en primer lugar. Otros se convierten en criaturas sanguinarias que buscan la mejor manera de salir adelante en este mundo competitivo (ellos lo volvieron competitivo). Y otros prefieren jugar con artículos de oficina. Lo que empieza como un entretenimiento para las horas lentas se convierte en un hobby. El hobby evoluciona hasta convertirse en una segunda ocupación, y cuando menos lo esperas tienes el cajón lleno de mucha cinta adhesiva, clips surtidos, pinzas, algún soldador pequeño, y probablemente papel aluminio. Pero el comportamiento obsesivo-compulsivo, como siempre que está bien canalizado, da sus frutos:

Varios clips de distintos tamaños, una cinta elática, ligas, un puntero láser, y cualquier proyectil que tengas a la mano, como un lápiz o lapicero. Y las instrucciones, que están en Office Supplies Blog, y encontré primero en Microsiervos. O te puedes comprar un lanzacohetes USB.

3 comentarios en “Disparador de oficina con mira láser

Los comentarios están cerrados.