Música, Posts

Regocijaos, Pelo Madueño vuelve

Lo último (y primero, en realidad) que tuvimos del gran Pelo Madueño en solitario fue el Ciudad Naufragio del 2005. El 2007 La Liga del Sueño nos sorprendió con reunión, nuevo disco y el bigote de Pelo. Ahora tenemos el No te salves, apuntado para lanzarse este mes vía Phantom Records. Por ahora ya tenemos el single promocional, Es hora:

De acuerdo a la web ya se preparan presentaciones promocionales en Lima y Trujillo (por las tiendas de Phantom, supongo). Aunque en Adonde.com veo más carnecita para enterarnos:

La nueva producción se llama “NO TE SALVES”, título inspirado en un poema revolucionario del poeta y escritor uruguayo Mario Benedetti, y marca un antes y un después en la carrera de este músico, quien se iniciara en la vanguardia musical de Lima, su ciudad natal, y que formara parte de las más importantes bandas del underground y del RockPop en el Perú (Narcosis, Eructo Maldonado, Micky Gonzáles, La Liga del Sueño…), al margen del su desarrollo en paralelo como actor (Pataclaun, Ciudad de M, Mayúmana).

La producción del álbum se ha realizado entre Lima y Madrid y ha corrido a cargo del propio Pelo, y su lanzamiento está programado para el mes de setiembre a través de la disquera peruana Phantom Records.

(…) El single nos adelanta un giro a nivel conceptual y estilístico, quizás una vuelta a la raíces underground de Pelo, en un álbum que sorprenderá por su contenido y personalidad, y que sin duda sigue muy fielmente lo que la misma letra de la canción sugiere: “es hora de arriesgar un poco más, buscar la verdadera libertad, oír las voces de esta soledad…es hora de mostrar un poco más, abrirnos las entrañas, enseñar lo que llevamos dentro sin privar…”

Premio al que encuentre un pedazo de periódico o revista con el texto íntegro. Ahora habrá que esperar a tener el disco en tiendas. Que ya tenemos varios cortes colgados en el MySpace de Pelo, así que nada de que “me bajo 11 de los 12 temas primero y si me gusta lo compro”. Colabora, sé consciente *guiño* *guiño*.