Gadgets y juegos, Posts

El regreso del Mono

020609_secretmonkey_01_cutLa noticia más importante de la semana no tiene que ver con la toma de Panamericana ni con el avión de Air France. Tiene que ver con la revelación de LucasArts y TellTale Games hecha en el último Electronic Entertainment Expo (E3) hace un par de días sobre el relanzamiento del Secret of Monkey Island, completamente remasterizado, y la próxima aparición del Tales of Monkey Island, la quinta entrega -muy, muy, muy largo tiempo anticipada- de la saga más famosa y revolucionaria de la aventura gráfica. Pero primero, y porque necesito espacio para cuadrar la imagen de al lado, la frase que empezó todo:

“Hola, mi nombre es Guybrush Threepwood y quiero ser pirata”

Rebobinando hasta finales de los 80, LucasArts (del mismo tío Jorge de Estar Guars) fue una compañía pionera en el desarrollo de juegos para computadora, compitiendo cabeza a cabeza contra Sierra Entertainment. Estamos hablando de un tiempo donde un monitor VGA de 640 por 480 píxeles y 256 colores era lo más alucinante del planeta. Donde los juegos de aventura eran relatos escritos de una situación y uno debía escribir un comando textual (generalmente un verbo y un objeto) que lo llevaba al siguiente párrafo de la historia. Es en este contexto de Ron Gilbert y Aric Wilmunder desarrollan la Script Creation Utility for Maniac Mansion (SCUMM), lo que permitió la creación de las primeras aventuras gráficas de Lucas: Maniac Mansion (1987 en Commodore 64, 1988 en PC) y Zack McKracken and the Alien Mindbenders (1988).

¿Halo 3? ¡Esto funcionaba con 64kb de memoria de video!
¿Halo 3? ¡Esto funcionaba con 64kb de memoria de video!

Afortunadamente, estos dos juegos heredaron todos sus puntos fuertes a sus sucesores. Gran sentido del humor, puzzles bien desarrollados y perfectamente complementados en distintos niveles, personajes entrañables y únicos, diálogos ingeniosos e impredecibles, buen ritmo, mejor música (en MIDI) y una buena historia que los respalde. Así, 1989 vio aparecer tres juegos que adaptaban Indiana Jones and the Last Crusade, y en 1990 vendrían Loom y The Secret of Monkey Island, obra maestra de Ron Gilbert (es más, esta semana publicó una serie de datos muy simpáticos sobre el desarrollo de Maniac Mansion y Monkey Island).

secret-of-monkey-island_box_front_1600x2011“El Secreto de la Isla del Mono” es a la vez una aventura gráfica, un desafío de ingenio y una parodia de las películas sobre piratas. Jugaba sobre conceptos de Piratas del Caribe, la atracción de Disneyworld, 13 años antes de la película homónima. Tal vez por ello cuenta también con el joven aspirante a pirata, la joven aristocrática de armas tomar, la magia vudú, el enemigo demoníaco y la ambientación caribeña de todo el asunto. La verdad es que todo ello se pasa por alto tan pronto el jugador se da cuenta de que la lógica del juego se parece más a una caricatura que al realismo crudo de cuando uno piensa en piratas. Narcotizar poodles piraña-asesinos, negociar con “hombres de baja fibra moral”, convertirse en hombre-bala y tener peleas de espadas donde las estocadas se dan más con insultos que con la hoja. Y eso sólo en el primer acto.

El juego ha dado para cuatro secuelas: Monkey Island 2: LeChuck’s Revenge (1992, DOS), Curse of Monkey Island (1997, Windows, Mac, Amiga y con animación más “Disney”), Escape from Monkey Island (2000, Windows, Mac, PS2, todo en objetos 3D) y el nuevo Tales of Monkey Island (Windows y WiiWare). Este es uno de los casos que demuestra que, a veces, menos es mejor. La necesidad de hacer que el juego rindiera todo lo posible por las limitaciones de los equipos hizo que se puliera mucho más la historia en las dos primeras entregas. La tercera perdió un poco ese espíritu y, aunque tenía los mejores gráficos, en general se sentía floja y desabrida. Se hizo sentir la partida de Ron Gilbert, que abandonó LucasArts para dirigir su propia compañía de juegos, Humongous Entertainment. El cuarto juego sorprendió con un repunte que dejó a la gente esperando ya 9 años a la nueva aventura.

Guybrush Threepwood. 10 años. La misma peluca.
Guybrush Threepwood. 10 años. La misma peluca.

El reencauche del Monkey Island original trae, para empezar, gráficos redibujados para aprovechar la inmensa potencia y resolución de las tarjetas de video actuales, la banda sonora regrabada por completo, con las voces que se usaron en el Curse of Monkey Island, el uso de toda la pantalla (la clásica lista de verbos/acciones se debería desplegar desde el cursor), manteniendo al parecer total fidelidad al ambiente y el desarrollo original del juego. Chequen el video que se presentó en la Electronic Entertainment Expo esta semana:

El nuevo juego, Tales of Monkey Island, repite la fórmula que Telltale ya había aplicado con el segundo juego de Sam & Max, lanzado de manera episódica con 2 temporadas de 6 capítulos/juegos autocontenidos cada una que forman (¿deberían formar?) una historia mayor. Más LeChuck, más Guybrush, más piratas, más monos, mejor animación y una barba nueva. Esperemos que la historia esté a la altura y que no se cierre el místico contrato vudú irrompible de 5 juegos. Aquí dejo el tráiler, y felices descargas:

P.D.: Había comentado la música del juego. Entonces mejor también dejo a Press Play on Tape (los mismos del otro día) ejecutando el tema principal de la serie: