Cómics, Posts

Free Comic Book Day: la historieta y la lectura según Lee y McFarlane


Este sábado 7 de mayo se realiza en el ICPNA de Miraflores la primera edición del Free Comic Book Day de Lima, un evento que ocurre cada año en varias partes del mundo para promover la lectura de cómics entre los “no-iniciados”. Fuera de lo que esté planeado para esta ocasión, quería aprovechar la oportunidad para compartir esta entrevista-convertida-en-diálogo entre Todd McFarlane y Stan Lee (la entrevista está en inglés sin subtitular, pero resaltaré varios pasajes):

Para poner las cosas en contexto, Todd “The God” McFarlane es el dibujante y escritor de Spawn, uno de los antihéroes que marcaron la pauta del mundo de la historieta norteamericana en los 90’s a nivel estilístico y de contenido, y Stan “The Man” Lee es el creador de los personajes fundacionales de Marvel, como Spider-Man, los Cuatro Fantásticos y los X-Men, y el único autor de cómics a la fecha reconocido con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood (a lo que él respondió en su momento: “creo que me confundieron con alguien más, ¡pero no les voy a decir!”).

En la parte central de esta conversación de enero de 2011 (con motivo del número 200 de Spawn y a días de la inducción de Lee al Paseo de la Fama) Lee y McFarlane comentan sobre la antigua percepción del cómic como una forma de arte inferior, que en cambio encierra muchos atractivos para que los pequeños asuman la lectura como hábito y amplíen de paso su vocabulario (algo indispensable en un medio repleto de historias de ciencia-ficción, fantasía y melodrama). Lee dice (del minuto 6:15 al 9:30):

Si tú lees una obra de Shakespeare, es maravilloso. Pero la gente te dice que no leas historietas porque al ver las imágenes atrofias tu imaginación, no te ‘imaginas las palabras’, ¿entonces por qué cuando vas al teatro a ver una representación de Shakespeare no atrofia tu imaginación, si estás viendo a los actores? Es lo mismo que un cómic: contar una historia. (…) Cuando piensas en ello, los cómics son una manera asombrosa de contar una historia: un cómic bien hecho tiene un gran guión, ilustraciones hermosas, y le da placer a la gente. ¿Cómo no puede gustarte algo así? (…) Spawn está bellamente escrito, magníficamente ilustrado, altamente original, y es tan bueno como cualquier novela o show de Broadway, o lo que sea. Sólo depende del gusto individual de la persona.

A lo que McFarlane contesta haciendo la analogía con una conocida campaña publicitaria:

Entendemos que ustedes quieren que los chicos lean novelas, pero si un niño no va a leer una novela, y logras que lea de alguna manera, y eso es ligando [las palabras] a imágenes, ¿cómo puede eso no ser bueno? Y la razón por la que traigo a colación el ‘Got Milk?’ es por que hicieron un anuncio, el mismo anuncio que hemos visto mil veces, con el bigote blanco, excepto que era marrón y la leche era chocolatada. Y hubo un alboroto entre los profesionales médicos. Decían: ‘¿Cómo puedes decirle a los chicos que beban leche chocolatada, si tiene tanta azúcar?’ Y lo que los doctores dijeron fue que preferían que los niños bebieran leche chocolatada a que no tomen leche. Lo que digo es que, si logras que lean novelas, bendito seas, pero si no puedes, esos pocos que no lo hacen (más que unos pocos, tristemente), pueden encontrar las imágenes estimulantes para empezar a leer las palabras escritas.

La entrevista me llamó la atención por dos motivos. Primero, porque el FCBD del sábado 7 (y cada hueco donde se pueden conseguir historietas viejas, todavía bien conservadas y baratas) es una gran oportunidad para introducir a los más pequeños a la lectura. No hacer falta que sean de Batman o Hulk, hay muchas adaptaciones en el mercado de clásicos de la literatura universal hechos con este mismo propósito. Incluso hay antecedentes de adaptaciones en el Perú. Sólo hay que evitar que se vuelvan a la larga frikis obesos, que para todo hay que tener moderación. Segundo, porque también se me vino a la cabeza el infame reportaje del nivel de cultura general de los estudiantes en algunas universidades de la capital. Sí, este:

¡Cuánto absurdo que pudo evitarse presentándoles de una forma amable y como jugando lo lindo de leer!

Cierro con una última cita de Lee (9:52 en adelante):

No puedo decirte cuántos educadores de todo tipo me han dicho que los cómics han sido la más grande ayuda para involucrar a los niños en la lectura. Porque un niño que no leerá una novela sí leera un cómic. Pero este es el asunto: al leer cómics desarrollan una facilidad para leer. A más cómics, mejor lector te vuelves. Nadie se queda sólo en los cómics. Una vez que te has vuelto un lector y adquieres esa facilidad, prosigues leyendo otras cosas. Y los cómics pueden ser ese punto de apoyo a todos los otros tipos de lectura. Son una gran introducción para un niño que no cogerá un libro. ¡Y es lo último que voy a decir porque ni los editores de cómics ni los editores me están pagando para decir esto!