Internet, Medios Digitales

Por qué es inútil diseñar para móviles: Diseño responsivo y experiencias recientes

A menos que estés tratando de hacer una aplicación nativa para smartphones o tablets, pensar en una versión exclusiva para móviles de tu sitio web es, por decirlo de una manera amable, una completa pérdida de tiempo. Saco esta conclusión de dos caminos bien separados: el primero, el artículo There Is No Mobile Internet (Smashing Magazine), donde explican que la experiencia -y las expectativas- de Internet es una sola para el usuario, casi por completo con independencia del lugar, dispositivo o intención en el momento de buscar algo en la red; y la experiencia que tuve en mi último proyecto grande de desarrollo web.

Versiones móviles y de escritorio

Así se ve la versión móvil en el celular.
Así se ve la versión móvil en el celular.

Empecemos con Smashing. El artículo parte refiriendo a una nota del blog para webmasters de Google. Para el motor de búsqueda por excelencia, así como para el usuario de a pie, la clave está en que un contenido particular debe estar en una sola URL o dirección tanto para móviles o equipos de escritorio. Usando diferentes métodos (el texto de Google arroja luces sobre los diseños responsivos, que abordaré luego, y sitios dinámicos que ofrecen diferente HTML/CSS para cada dispositivo). De esta manera, cuando tú compartes una noticia desde el celular a Facebook, cuando tus amigos la abren en sus computadoras deberían verla lista para la pantalla grande, en lugar de encontrarse con la misma versión que leíste en la pantalla de 3,5 pulgadas en sus pantallas de 20:

Así se ve cuando accedes desde el sitio web del diario.
Así se ve cuando accedes desde el sitio web del diario.
Pero así se ve cuando accedes desde el enlace publicado a Facebook desde el celular.
Pero así se ve cuando accedes desde el enlace publicado a Facebook con el celular.

Sigue leyendo

Películas, Posts

The perks of being a wallflower: Ser invisible, ser infinito

Regresando de ver The Perks of Being a Wallflower, casi con seguridad una de las películas que mejor han sabido conducirme emocionalmente en el año. Notoria por ser prácticamente el primer protagónico de Emma Watson desde Harry Potter, la película de Steve Chbosky (uno de los creadores de Jericho, una serie que lleva meses en mi lista de pendientes, y autor de la novela original del mismo nombre) cuenta la historia de Charlie (Logan Lerman), un chico solitario de primer año de preparatoria que mejora significativamente su vida gracias a los hermanastros Patrick (Ezra Miller) y Sam (Watson).

Si tuviera que encontrarle un referente, la llamaría la Almost Famous de esta década: Ambas cuentan historias de adolescentes con talento para escribir pero introvertidos en familias más o menos normales que son conducidos a una siguiente etapa en su vida por personajes a primera vista deslumbrantes, conducidas a través de estilos de música característicos de la generación (punto clave para conectar con la audiencia, en el caso de AF más 70’s Rock que el 80’s/Indie Rock de TPOBAW). Estos guías a la adultez mantienen también formas como el maestro benévolo (Philip Seymour Hoffman en Almost y Paul Rudd en Perks), la anti-heroína (Kate Hudson/Emma Watson), y algún paralelo que no termino de definir entre Billy Crudup y Ezra Miller. Sigue leyendo

Posts

Dónde estoy ahora

ImagenEn los últimos casi 18 meses después, estuve ayudando a levantar PC World Perú y salí para moverme a otras cosas. Sigan leyendo PCW, tan sólo con el contenido que les licencia IDG está años por encima del resto de prensa de tecnología en el país. Ahora estoy llevando el Master de Dirección de Marketing Digital y Comunicación Empresarial en Internet de Esden por modalidad en línea. Eso significa que estoy empezando a leer mucho más (y ya había empezado en cuanto salí de PCW para prepararme para los nuevos proyectos), así que ahora tengo contenido y oportunidad al menos para arrojar un puñado más de posts por aquí. Si ven entradas con imágenes, links o videos desaparecidos, por favor avísenme, seguro cayeron cuando dejé de pagar el hosting privado y regresé el blog al público.

Cómics, Posts

Free Comic Book Day: la historieta y la lectura según Lee y McFarlane


Este sábado 7 de mayo se realiza en el ICPNA de Miraflores la primera edición del Free Comic Book Day de Lima, un evento que ocurre cada año en varias partes del mundo para promover la lectura de cómics entre los “no-iniciados”. Fuera de lo que esté planeado para esta ocasión, quería aprovechar la oportunidad para compartir esta entrevista-convertida-en-diálogo entre Todd McFarlane y Stan Lee (la entrevista está en inglés sin subtitular, pero resaltaré varios pasajes):
[blip.tv http://blip.tv/play/hqUXgqvkKgI%5D
Para poner las cosas en contexto, Todd “The God” McFarlane es el dibujante y escritor de Spawn, uno de los antihéroes que marcaron la pauta del mundo de la historieta norteamericana en los 90’s a nivel estilístico y de contenido, y Stan “The Man” Lee es el creador de los personajes fundacionales de Marvel, como Spider-Man, los Cuatro Fantásticos y los X-Men, y el único autor de cómics a la fecha reconocido con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood (a lo que él respondió en su momento: “creo que me confundieron con alguien más, ¡pero no les voy a decir!”).

En la parte central de esta conversación de enero de 2011 (con motivo del número 200 de Spawn y a días de la inducción de Lee al Paseo de la Fama) Lee y McFarlane comentan sobre la antigua percepción del cómic como una forma de arte inferior, que en cambio encierra muchos atractivos para que los pequeños asuman la lectura como hábito y amplíen de paso su vocabulario (algo indispensable en un medio repleto de historias de ciencia-ficción, fantasía y melodrama). Lee dice (del minuto 6:15 al 9:30):

Si tú lees una obra de Shakespeare, es maravilloso. Pero la gente te dice que no leas historietas porque al ver las imágenes atrofias tu imaginación, no te ‘imaginas las palabras’, ¿entonces por qué cuando vas al teatro a ver una representación de Shakespeare no atrofia tu imaginación, si estás viendo a los actores? Es lo mismo que un cómic: contar una historia. (…) Cuando piensas en ello, los cómics son una manera asombrosa de contar una historia: un cómic bien hecho tiene un gran guión, ilustraciones hermosas, y le da placer a la gente. ¿Cómo no puede gustarte algo así? (…) Spawn está bellamente escrito, magníficamente ilustrado, altamente original, y es tan bueno como cualquier novela o show de Broadway, o lo que sea. Sólo depende del gusto individual de la persona.

A lo que McFarlane contesta haciendo la analogía con una conocida campaña publicitaria:

Entendemos que ustedes quieren que los chicos lean novelas, pero si un niño no va a leer una novela, y logras que lea de alguna manera, y eso es ligando [las palabras] a imágenes, ¿cómo puede eso no ser bueno? Y la razón por la que traigo a colación el ‘Got Milk?’ es por que hicieron un anuncio, el mismo anuncio que hemos visto mil veces, con el bigote blanco, excepto que era marrón y la leche era chocolatada. Y hubo un alboroto entre los profesionales médicos. Decían: ‘¿Cómo puedes decirle a los chicos que beban leche chocolatada, si tiene tanta azúcar?’ Y lo que los doctores dijeron fue que preferían que los niños bebieran leche chocolatada a que no tomen leche. Lo que digo es que, si logras que lean novelas, bendito seas, pero si no puedes, esos pocos que no lo hacen (más que unos pocos, tristemente), pueden encontrar las imágenes estimulantes para empezar a leer las palabras escritas.

La entrevista me llamó la atención por dos motivos. Primero, porque el FCBD del sábado 7 (y cada hueco donde se pueden conseguir historietas viejas, todavía bien conservadas y baratas) es una gran oportunidad para introducir a los más pequeños a la lectura. No hacer falta que sean de Batman o Hulk, hay muchas adaptaciones en el mercado de clásicos de la literatura universal hechos con este mismo propósito. Incluso hay antecedentes de adaptaciones en el Perú. Sólo hay que evitar que se vuelvan a la larga frikis obesos, que para todo hay que tener moderación. Segundo, porque también se me vino a la cabeza el infame reportaje del nivel de cultura general de los estudiantes en algunas universidades de la capital. Sí, este:

¡Cuánto absurdo que pudo evitarse presentándoles de una forma amable y como jugando lo lindo de leer!

Cierro con una última cita de Lee (9:52 en adelante):

No puedo decirte cuántos educadores de todo tipo me han dicho que los cómics han sido la más grande ayuda para involucrar a los niños en la lectura. Porque un niño que no leerá una novela sí leera un cómic. Pero este es el asunto: al leer cómics desarrollan una facilidad para leer. A más cómics, mejor lector te vuelves. Nadie se queda sólo en los cómics. Una vez que te has vuelto un lector y adquieres esa facilidad, prosigues leyendo otras cosas. Y los cómics pueden ser ese punto de apoyo a todos los otros tipos de lectura. Son una gran introducción para un niño que no cogerá un libro. ¡Y es lo último que voy a decir porque ni los editores de cómics ni los editores me están pagando para decir esto!

Cómics, Posts

Pasaporte diplomático para Kal-El

superman-cartoon_2

No me refiero al pedido de algunos congresistas de conservar ciertos privilegios de viaje. Se trata del alboroto provocado por la renuncia de Superman a la nacionalidad estadounidense. Esta semana la noticia fue que el defensor de “la libertad, la justicia y el estilo de vida (norte)americano” dejaba de lado la última parte de su eslogan para asumir un enfoque global en su actividad superheróica. Algo que, claro está, no importa en realidad porque [SPOILER] es ficción [/SPOILER], pero aún así no hubo manera de que evitara los titulares en el mundo y los insultos en los U.S. of A.

"La verdad, la justica y el estilo de vida americano ya no son suficiente".
“La verdad, la justica y el estilo de vida americano ya no son suficiente”.

Esta no es la primera movida en la historia de DC que gana cobertura mediática. La Muerte de Superman y la muerte del segundo Robin, Jason Todd, también fueron noticia en su momento. Marvel, menos reverente con sus personajes, lo ha logrado desde la imposición del disfraz negro de Spider-Man en los 80’s, su desenmascaramiento en la Guerra Civil de 2006, la muerte del Capitán América en 2007, y la disolución de los Cuatro Fantásticos tras la muerte de la Antorcha Humana en 2011. La declaración de Superman (canalizando la pluma de David S. Goyer, ¿o es al revés?) pertenece a la misma categoría de Peter Parker a inicios de la Guerra Civil, al Capitán América desprendiéndose de la bandera después de las revelaciones de Watergate, una declaración más social que política, reflejando alguna incomodidad que busca cómo expresarse. Una manifestación subcultural del zeitgeist, si queremos pasar por listillos.

David S. Goyer no es un escritor más, aunque The Incident, la historia de la discordia, es sólo un fragmento pequeño del Action Comics #900. Ha tenido a cargo escribir los dos ya exitosos y el tercer Batman de Nolan, el próximo Man of Steel, los Blade de Guillermo del Toro, y cree poder revitalizar a Ghost Rider manteniendo a Nic Cage en el protagónico (demostrando que tampoco es infalible). Así que es un giro en el personaje bastante pensado y creo yo que necesario. Se ha dicho que Marvel tiene ventajas sobre DC en cuanto al atractivo de sus personajes conflictuados, capaces de generar controversia y de apasionarte para bien o para mal. DC tiene marcas: personajes fuertes, con valores y territorios geográficos y emocionales muy definidos y por ratos limitantes. ¿Cuántas películas más necesitamos de Superman defendiendo a Metrópolis de un plan malévolo de Lex Luthor? Estamos hablando de un alienígena que puede volar al otro lado del sistema solar en minutos, pero sólo puede operar en suelo gringo porque ahí cayó su cápsula (ver Red Son), y han hecho falta 900 historias de este sujeto para establecer que el enfoque, aún ficticio, era estrecho y, a decir verdad, egocéntrico (Marvel sufre eso con la superpoblación metahumana de Manhattan).

"Después de 24 horas, me fui". "¿Pero sirvió de algo? El régimen prometió empezar a instituir reformas democráticas?". Cosas que la visión calorífica no puede arreglar.
“Después de 24 horas, me fui”. “¿Pero sirvió de algo? El régimen prometió empezar a instituir reformas democráticas?”. Cosas que la visión calorífica no puede arreglar.

No he encontrado explicación sobre si la decisión vino de Goyer o a nivel editorial (Dan Didio, Jim Lee, Bob Harras y Geoff Johns encabezan el área), pero darle ese toque de desapego de las formalidades como personaje puede terminan de transferir a Kal-El/Clark Kent a la edad moderna del cómic, rompiendo la eterna aura de “boy scout” para llevarlo a senderos más tortuosos y psicológicamente complejos (que venden mejor), en locaciones terrestres pero exóticas (ayudando al lector gringo a escapar de los problemas en casa), y por último dándole nuevo interés para atraer nuevos lectores (porque hasta los que lo odien deben leerlo para criticarlo).

"He estado pensando en muy pequeño. Ahora me doy cuenta". 73 años le toma a cualquiera.
“He estado pensando en muy pequeño. Ahora me doy cuenta”. 73 años le toma a cualquiera.

Repasemos ahora algunas de las ilustradísimas y siempre atinadas respuestas de la fauna del país más poderoso del mundo al hecho [SPOILER] ficticio [/SPOILER]:

“Nunca volveré a comprar un cómic de Marvel” (link).

“Si Superman se ha convertido al Islam estamos en graves problemas” (link).

Stan Lee es un reconocido miembro de los Illuminati, y DC comics está repleto de simbología ocultista. No es una sorpresa que estén pasando a esta fase ahora. Los globalistas saben en sus corazones que han ganado y derrotado al estado nación” (link).

Mi hijo no volverá a leer jamás un panfleto traidor comunista de esta escoria. JAMÁS. Esto es un escándalo. Este es el enemigo desde adentro. Esto demuestra quiénes son los enemigos de la verdad, libertad, constitución y los EUA. Este es un ataque coordinado a deconstruir los EUA y reemplazarlo con cabales banqueros, colectivismo oligárquico y un nuevo orden mundial globalista” (link).

La verdadera razon por la que Superman está renunciando a la ciudadanía estadounidense es porque descubrió que Obama es en realidad ciudadano estadounidense” (link).

Quién lo diría. ¡Stan Lee ES un Illuminati!
Quién lo diría. ¡Stan Lee ES un Illuminati!
Imágenes: ComicVine y ComicsAlliance.
Periodismo, Posts

Despidos y líneas editoriales

canaln

Una de las peores cosas que le pueden pasar a un medio es convertirse en noticia. Eso de autoproclamarse el “cuarto poder” pierde credibilidad cuando los trapitos sucios de casa se ventilan en público. Y la última década y algo, que yo recuerde, no ha pasado un año sin que alguno de estos pleitos internos se filtre al mundo exterior. Tenemos los negociados para controlar canales y periódicos durante el fujimorismo, la posterior revelación de estos negociados y el cambio de propietarios (irregularidades incluidas), que configuraría más o menos la actual estructura de medios en Perú, y en los últimos años cambios de directores, productores y presentadores en diarios y televisión, amparados en las líneas editoriales.

Para bien o para mal, algunos no pueden moverse sin levantar polvareda.
Para bien o para mal, algunos no pueden moverse sin levantar polvareda.

Entre tanta revolución, los que siempre acaban pagando pato son los periodistas. Hace unos años El Comercio y Perú21 tuvieron un sacudón en medio del caso Petroaudios, columnistas renunciaron, otros llenaron el vacío, y Augusto Álvarez Rodrich fue el estoicismo personificado mientras otros más sensacionalistas declaraban el apocalipsis de la libertad de prensa. Pero el resto siguió trabajando. Más recientes son las salidas aparatosas de Beto Ortiz, Jaime BaylyCarlos Álvarez, por mencionar algunos. Y el problema es que nos enteramos, y eso acaba degradando la imagen tanto de los medios como de los periodistas.

Puertas, Montero y Jara, los protagonistas del último culebrón detrás de cámaras.
Puertas, Montero y Jara, los protagonistas del último culebrón detrás de cámaras.

El último caso, a la fecha, es el despido de la directora general de noticias de América y Canal N, Laura Puertas, seguida de los productores Patricia Montero y José Jara, de Canal N, ambos canales parte del Grupo El Comercio, dentro del conglomerado Plural TV (El Comercio + Perú21 + Trome + Gestión + América Televisión + Canal N + La República). Montero ha alegado que  la medida se ha tomado en respuesta a que ella trataba de humanizar en sus notas al candidato Ollanta Humala, cuando la posición del medio en la segunda vuelta estaba tirada a favor de Fujimori (que se infiere es por un temor a la intervención de un gobierno nacionalista). Al poco tiempo, Mirko Lauer renunció al Consejo Consultivo Editorial de América, y otros periodistas planean dar también un paso al costado (aunque 3 días después de la renuncia siguen saliendo columnas de Lauer). Tratando de expresar de forma ambigua algo, los periodistas de Perú21 han dejado de firmar sus notas (una particularidad del medio). Los principales conductores de Canal N, sin embargo, se pronunciaron en defensa del canal y de las garantías de que se mantendría su libertad de expresión:

Hay varias lagunas en estas historias, aún tratando de ensamblar las recopilaciones de Caretas y Poder 360º, que me parecen las más completas. Por ejemplo, la conformidad de todo el grupo El Comercio con la parcialización hacia Toledo y luego, tras su declive, hacia PPK. La incoherencia de minar la estabilidad de tu propio medio ante una oferta de gobierno que no la amenaza directamente pero incluye un reordenamiento impreciso que bien podría terminar fragmentando el grupo Plural TV. La necesidad de embarrar a los García Miró / Miró Quesada por defender sus intereses de empresa ligándolos a un fujimorismo militante, lo que demuestra una radicalización necia en la misma concepción de la política peruana de los críticos (“o estás conmigo o estás con ellos”). Qué hace Fabricio Torres, ex editor de la tan criticada web de El Comercio, a cargo de un canal noticioso de 24 horas. Qué hacen los periodistas mismos actuando como si desconocieran los intereses y la línea editorial del periódico y haciéndose las víctimas por un proceso que no tomará más de mes y medio (después de las elecciones el resultado es prácticamente inapelable). Si pretendieran ser neutrales, informarían con neutralidad y su opción electoral no debería tener nada que ver con su trabajo, por tanto no habría por que renunciar.

Replico algunas reflexiones que se publicaron en el Diario Correo hace un par de días, en desorden:

1) Si eres un directivo ocupando un cargo de confianza y te la retiran, pues lo digno y lo profesional es renunciar inmediatamente y no permanecer hasta que te echen.

2) Me parece de quinta revelar públicamente conversaciones privadas que se han mantenido con otros miembros de la empresa o compañeros de trabajo. La infidencia y la deslealtad son las cosas menos profesionales que existen. Nunca escupas a la fuente donde has bebido.

3) No comprendo los discursetes y escritos solemnes de desaprobación o las alharacas y pataleos públicos sobre determinadas políticas de la empresa donde uno trabaja. Si no estás sustancialmente de acuerdo, pues lo tratas internamente (la discreción a menudo rinde más que el figuretismo), y si no concuerdas, pues te vas.

4) Los periodistas no tenemos corona. Como cualquier profesional, estamos sujetos a despidos. El puesto no es nuestro para siempre. En suma, no somos “seres excepcionales” (aunque muchos se crean eso).

La salida de personal de cualquier medio no debería ser nada del otro mundo. Pero ensombrece el panorama respecto a la independencia y la veracidad de lo que nos dicen. Mancha el lugar donde uno trabajó y la reputación de los ex compañeros que permanecen haciendo lo mejor que pueden. Y finalmente, te cierra las puertas de regreso en un futuro. Si hay algún propósito en el espectáculo que genera todo esto, tiene que ser influir en alguien, no sé si al público para que dé su confianza a otros medios, o a los propietarios para que cedan en sus reclamos, o a los colegas para boicotear los canales desde dentro. Veremos cómo se desarrolla la historia las próximas semanas (si es que va a algún lado).

Industrias Culturales, Medios Digitales, Posts

La palabra impresa sobrevive mientras los medios digitales se mueven lento

boy_on_bookshelf

Leía los Cinco mitos sobre la Era de la Información en The Chronicle, y fue con gusto que encontré una visión realista pero conciliadora del presente y futuro de la información tanto digital como impresa. Partiendo de la premisa que el libro no ha muerto, Robert Darnton intenta aplacar el ánimo juvenil y progresista de firmar los obituarios de las imprentas, a la vez que demuestra de qué maneras el papel seguirá siendo un soporte predominante en la difusión de datos e ideas.

Existen áreas del conocimiento, en pleno siglo XXI, donde la tinta y papel son las pruebas irrebatibles de contratos, acciones de compra, resoluciones oficiales o comunicados administrativos (públicos y privados). Como bien menciona Darnton respecto al postulado de que toda la información está disponible en forma digital, “el absurdo de esta afirmación es obvio para cualquiera que haya investigado en archivos. Sólo una pequeña fracción del material de archivo ha sido leída, mucho menos digitalizada (…). Google estima que hay 129’864,880 libros en el mundo, y sólo ha digitalizado 15 millones (o un 12%)”. Eso es algo que pude comprobar trabajando desde el Estado peruano: aún contando con un fondo editorial muy rico en títulos (investigaciones sobre la realidad peruana que ahorrarían mucho tiempo a ciertas comisiones) y un área de digitalización, no se da abasto para ofrecer todos los libros editados por el Congreso de la República de la manera que lo haría un Google Books. Además, en las últimas elecciones me pareció absurdo que TODOS los partidos y canales de televisión tuvieran a la mano los resultados antes de que estuvieran disponibles en los respectivos sitios web, dejando claro que la prioridad de nuestros medios sigue siendo tener la primicia para vendérsela al anunciante, antes que el dato fidedigno y oportuno para el ciudadano.

Cada vez hay softwares más potentes de reconocimiento de caracteres (OCR). Sin embargo todavía tenemos que restaurar y digitalizar los libros hoja por hoja.
Cada vez hay softwares más potentes de reconocimiento de caracteres (OCR). Sin embargo todavía tenemos que restaurar y digitalizar los libros hoja por hoja.

La información en medios digitales puede ser aún más rápida y relevante que aquella que nos ofrecen la radio y la TV (ni hablar de los periódicos). Se entiende que exista un nicho de trabajo para digitalizar ediciones de libros antiguas, pero lo que no se entiende es quién lo llena. ¿Será que culturalmente no existe la vocación de recuperar el conocimiento menos conocido o menos popular? ¿Es más conveniente que prevalezca cierta información en la Red mientras otras fuentes toman la ruta espiral hacia más y más olvido? ¿O es tan simple como decir que no hay beneficio en digitalizar, por ejemplo, una tesis universitaria o un archivo municipal?

Volúmenes de volúmenes. Una buena oportunidad de trabajo para los obsesivos compulsivos en busca de un nicho de mercado.
Volúmenes de volúmenes. Una buena oportunidad de trabajo para los obsesivos compulsivos en busca de un nicho de mercado.

Los nuevos criterios de valor en el comportamiento de audiencias digitales son los contenidos portátiles, perpetuos, personalizables y participativos (materia de un futuro post). Pero según el artículo de Darnton existen formas de edición en impresos que permiten estas características, pasando sólo como algo instrumental por las herramientas electrónicas. Los libros de papel son en sí más difíciles de destruir, y las tecnologías de print-on-demand los hacen virtualmente ubicuos y personalizables. Los libros electrónicos son a la larga más eficientes y se integran a funciones eminentemente digitales como notas interactivas o compartir citas en redes sociales. Debemos encontrar el valor que cada uno pueda aportar: información digitalizada contra calidad del libro y el libro objeto, por ejemplo. El futuro se tratará de balancear y complementar ambos soportes.

Foto de cabecera: Lancaster Libraries.