Cómics, Posts

Camino a Siege 6: El Rey Duende

La dinámica tradicional en el mundo del cómic de aventuras y superhéroes consiste en el protagonista intachable e indudablemente bueno defendiendo al inocente de un malhechor o villano con todas las características del malo. El giro copernicano de los 80’s y 90’s tiró por la borda una dicotomía tan básica y unidimensional, para poner la moralidad del protagonista en duda. Fue el auge del antihéroe, donde personajes como Ghost Rider, Punisher, Wolverine, Spawn, Hellboy, Hitman, etc., prevalecieron y cautivaron a los lectores por dos sencillas razones: porque todas sus fallas hacían más fácil al lector identificarse con los personajes y sus problemas, y porque nunca sabes con certeza cómo va a quedar el protagonista al final de la jornada. No va a recibir las llaves de la ciudad por sus acciones ni va a salir ileso del combate con el villano. Puede perder su trabajo, su reputación, a su familia, la persona amada o partes de su cuerpo, en una expresión viñeta a viñeta de la injusticia del mundo, la tragedia del héroe, la penitencia del que busca redención, y etcétera, etcétera.

Dark Reign, el puente de un año entre Secret Invasion y el regreso de la Era de Héroes según el plan de Brian M. Bendis, busca darle la vuelta a la tortilla de una manera que si bien no es del todo original, no recuerdo que se hubiera tratado antes con tanta intensidad: ahora los malos están a cargo de absolutamente todo.

Al final de la invasión skrull, Norman Osborn fue  el que le voló la cabeza a la reina de los alienígenas delante de las cámaras de televisión, mientras Iron Man, el líder de la mayor organización de defensa superhumana no sólo había fracasado en evitar la invasión, sino también había abandonado el campo de batalla por los desperfectos que los skrull provocaron en su armadura.

Ahora el máximo policía de los Estados Unidos era un hombre que solía volar entre los edificios de Nueva York montado en un deslizador con forma de murciélago, vestido como un duende y lanzando calabazas explosivas a quien pudiera. Claro está, Osborn ya tenía un background de alto perfil antes de convertirse en el Duende Verde. Solía ser un exitoso hombre de negocios, y un prominente inventor de armas y tecnología para fines militares. Es decir, fue el camino que lo llevó a obtener todos los juguetes y la fórmula del Duende. Fue apresado por sus crímenes e incorporado, gracias a sus habilidades de management, a la versión post-Civil War de los Thunderbolts, un programa de reivindicación para súper criminales, teniendo a su cargo joyitas como Bullseye, Venom, Moonstone, además de los ya regenerados Hombre Radiactivo, Songbird y Swordman (Andreas Strucker).

¿Qué es lo primero que hace una mente criminal a quien le han confiado la seguridad de un país y el control sobre una considerable población de psicópatas y bombas atómicas andantes? Pues sentar a los más peligrosos y hacerlos ponerse de acuerdo para seguir haciendo de las suyas mientras aparentan que todo está bien. De esta manera, forman la versión perversa de los Illuminati, el Cabal: Osborn (por Tony Stark, los héroes oficiales), Namor (miembro de ambos), Dr. Doom (por Reed Richards, la parte científica), Emma Frost (por Charles Xavier, los mutantes), Loki (por Dr. Strange, representa la magia) y The Hood (por Blackbolt, dirigiendo una comunidad superhumana, en este caso los súper-criminales comunes). Todos ellos mantenidos a raya por un misterioso personaje secreto aún no revelado.

Una coalición tan volátil no tardó mucho en resquebrajarse. Namor y Doom ya se traían acuerdos secretos, y Namor y Emma Frost compartían un cierto pasado tormentoso. Cuando Osborn se metió con los mutantes concentrados en San Francisco (Utopia), Frost y Namor (también mutante) le dieron la espalda al Cabal y se concentraron en ayudar a Cíclope con el exilio mutante. Sus lugares serían cubiertos por Taskmaster, ahora líder del centro de entrenamiento de Camp Hammond, una decisión unilateral de Osborn que desagradó a sus co-conspiradores. Para colmo, Loki hizo su propia jugada y le ofreció a Hood una forma de recuperar sus poderes después de que el nuevo Hechicero Supremo, Doctor Voodoo, exorcisara a Dormammu de su capa mágica, dejando el equilibrio de poderes en la mesa de Osborn totalmente deshecho.

Tema aparte son los Vengadores Oscuros, en realidad los Vengadores Oficiales ante Osborn y el gobierno estadounidense. Combinando a sus ex-Thunderbolts Bullseye (“Hawkeye“), Venom (“Spider-Man“) y Moonstone (“Ms. Marvel“), además de Daken (hijo de y rebautizado como “Wolverine“), el híbrido kree Noh-Varr (ex-Marvel Boy y ahora “Capitán Marvel“), Sentry (“con el poder de un millón de soles en explosión”)  y Ares (dios de la Guerra), Osborn les dio trajes y nombres clave de héroes tradicionales y los presentó al público como los nuevos y eficientes Vengadores, consigo mismo a la cabeza, bajo la identidad del Iron Patriot (una modificación de la armadura de Iron Man reforazada con el simbolismo del Capitán América). Una vez más, un grupo de egos inmensos chocando entre sí constantemente pero controlados por lo que hace a cada uno funcionar: antisicóticos, dinero, poder, aventura, o el sentimiento de tener control sobre sí mismos.

Estos son los protagonistas por los que nunca esperaste estar sentado al borde del asiento pensando en cuándo y cómo se va a ir todo al demonio. Porque sus victorias aquí, aunque significativas (contra Morgana LeFay o el Hombre Molécula, por ejemplo), siguen siendo victorias de villanos contra villanos. Ni siquiera cuando se enfrentan a los héroes reales sabes qué ocurrirá, sólo que los buenos muy probablemente sólo consigan una victoria parcial.

Dark Reign no tiene la facilidad que tienen los eventos normales de estar contenido en un cierto número de títulos (Civil War superaba los 80 números, según mis cuentas). Al ser el nuevo orden mundial de Osborn un elemento compartido en todo el Universo Marvel (o al menos la parte que opere en la Tierra y los Estados Unidos), prácticamente cada título de la editorial ha tenido un membrete de Dark Reign en la portada durante el 2009. Y una prueba de ello es La Lista, una serie no articulada de 8 one-shots que documentan la manera en que Norman Osborne trata de actuar proactivamente sobre los problemas que él considera está en sus manos resolver después del fiasco con los mutantes en Utopia:

  • Los Vengadores subterráneos de Luke Cage y Clint Barton (Ronin/Hawkeye), en especial desde que Barton se presentó en la televisión a denunciar las artimañas de los Vengadores Oscuros. Resulta en la captura de Barton en la Torre de los Vengadores.
  • Los Hombres-X en Utopia, tratando de poner en aprietos a Namor usando a una versión sobremutada de sus antiguas amantes, la anfibia extraterrestre Marrina.
  • La sola existencia de Nick Furia y sus Secret Warriors, que amenaza directamente su cargo. Basta decir que, con Ares haciéndose el de la vista gorda,  Furia logró tachar un ítem de su lista: pegarle un puñetazo a Norman.
  • Daredevil, como nuevo líder de la Mano. Una trampa tendida entre Bullseye, Lady Bullseye y el Kingpin. No logra su cometido y sirve como un puente entre historias de la serie regular.
  • El Proyecto Arma-Plus y sus atractivos secretos en el desarrollo de armas vivientes superhumanas. Frustrado por la intervención de Wolverine, Fantomex y el disidente Noh-Varr.
  • Hulk, o mejor dicho Bruce Banner y Skaar, el Hijo de Hulk. Más tonelaje y trucos bajo la manga del que podría manejar.
  • Punisher, recibe la peor parte y cae a manos de Daken en un enfrentamiento brutal. Literalmente Frank Castle acaba hecho pedazos.
  • Spider-man, el eterno enemigo del Duende Verde, ahora que logró hacer su identidad secreta otra vez, no podía arriesgarse. Peter Parker termina contraatacando desde su identidad civil, publicando videos de seguridad sobre los experimentos clandestinos de Osborn.

Asgard, que no es parte de los one-shots, pero es el último ítem de la Lista: un reino, toda una nación soberana llena de seres que se hacen llamar dioses y que flota sobre las planicies de Oklahoma, en el corazón de los Estados Unidos. Con un poco de asesoría de Loki, y a manera de homenaje al inicio de Civil War, el Cabal monta una catástrofe en un estadio de fútbol americano, colocando como chivo expiatorio al asgardiano Volstagg. Saltándose el permiso presidencial para invadir una nación extranjera, Osborn coge a su ejército de supervillanos y empieza el Asedio de Asgard.

Empieza Siege.

Anuncios
Cómics, Posts

Camino a Siege 5: La Invasión Skrull

Llegado el 2008, y siguiendo los hechos de New Avengers y New Avengers: Illuminati, se libera la invasión skrull sobre la Tierra, o Secret Invasion. Cuando los Nuevos Vengadores (Luke Cage, Iron Fist, Spider-Woman, Spider-Man, Ronin/Hawkeye, Doctor Strange y Wolverine) viajan a Japón a responder un llamado de auxilio de Ronin/Echo, quien estaba infiltrando a la secta ninja criminal de La Mano, dirigida entonces por Elektra. Tenemos lo que parecía una ya clásica escena de combate de Bendis entre sus Vengadores y un montón de ninjas. En plena batalla, Echo atraviesa a Elektra de un katanazo y los Vengadores descubren que en realidad se trataba de un skrull (una raza de conquistadores metamorfos), infiltrándose en una de las organizaciones subterráneas más poderosas del planeta. Spider-Woman, tras inhabilitar a su equipo en el viaje de regreso, le lleva el cuerpo de la skrull a Iron Man.

Al enterarse Tony Stark, convoca a los Illuminati para debatir el asunto. Sin embargo, la reunión se interrumpe cuando Blackbolt demuestra ser un super-skrull con todos sus poderes combinados, ayudado por dos super-skrulls más, usando los poderes de los X-Men y los Vengadores clásicos. Los Illuminati ganan la batalla, pero su peor temor estaba confirmado: los skrulls estaban infiltrándose en los grupos de poder de la Tierra, y ninguna de las habilidades físicas, científicas o mágicas de nuestros héroes podian detectarlos. Incluso el Capitán Marvel, reaparecido hacía poco, descubre que era un skrull programado a manera de sleeper agent, creyendo que era efectivamente el difunto héroe pero descubriéndolo mucho antes de la invasión. Termina la etapa de Infiltración.

En un nuevo intento por develar el proceso mediante el cual los skrulls en el mundo se habían hecho indetectables, Tony Stark, Reed Richards y Hank Pym se reúnen en un laboratorio secreto. A la par, Dum Dum Dugan, el máximo hombre de confianza de nick Furia, visita la base en órbita de S.W.O.R.D.. En la Tierra Salvaje (un Mundo-Perdido-en-la-Antártida), los equipos oficial y subterráneo de Vengadores responden a la caída de una nave espacial, dejando la Torre de los Vengadores en manos del mayordomo Edwin Jarvis. Y en el Edificio Baxter, un turista se transforma en la Mujer Invisible e infiltra el portal a la Zona Negativa.

En un movimiento coordinado, Pym* dispara a Richards a traición (tan pronto Stark partía a Tierra Salvaje); Dugan detona una bomba que dispersa a todo S.W.O.R.D. por el espacio; un portal interdimensional se abre, absorbiendo la base de los Cuatro Fantásticos consigo; Jarvis, en la Torre de los Vengadores, introduce un virus en la red de Tony Stark, inutilizando toda la tecnología de S.H.I.E.L.D. y Iron Man, Stark incluído; y una nave maltrecha deja escapar a varios Vengadores en actividad con sus atuendos setenteros, incluyendo a varios fallecidos, como Jean Grey, el Capitán América y Mockingbird.

Con la caída de buena parte de la seguridad y las tecnologías del mundo, los skrull declaran su victoria abiertamente ante la población mundial, desplegando tropas de super-skrulls con las más variadas combinaciones de poderes por las ciudades. Todos los grupos de héroes cumplen una parte en repeler a los alienígenas:

  • La Iniciativa de los 50 Estados, con su centro en Camp Hammond, se dedica a identificar a los agentes infiltrados en cada equipo y desactivar las trampas colocadas por Pym en cada portal a la Zona Negativa.
  • La defensa de Nueva York queda en manos de los Secret Warriors de Nick Furia, los Jóvenes Vengadores y Ms. Marvel. Otros héroes, como X-Factor, She-Hulk, Punisher y los New Warriors hacían lo propio en sus ciudades.
  • Hércules, Amadeus Cho y el Escuadrón de Dioses (Amatsu-Mikaboshi, Demogorge, Snowbird y Ajak) visitan el panteón skrull para evitar ser absorbidos y consumidos por la religión alienígena.
  • La Pantera Negra y compañía combinan la estrategia militar y tecnología de punta de Wakanda para arrasar con los invasores, y dejan como advertencia sus cabezas atravesadas con lanzas alrededor de sus tierras.
  • Pete Wisdom y MI:13 enfrentan a los sacerdotes y místicos skrull robándose las fuentes de poder mágico en el Lugar Peligroso. Con la magia desaparecida, Wisdom libera a Merlín (enloquecido años atrás por la Furia), permitiendo la resurrección de Capitán Bretaña, pero liberando a todos los demonios y hechiceros oscuros.
  • La Antorcha Humana, la Mole, Franklin y Valeria Richards logran regresar de la Zona Negativa gracias a la ayuda de los enemigos de los Cuatro Fantásticos encerrados en la prisión 42.
  • Thor, Beta Ray Bill y los asgardianos en su ciudad flotante sobre Oklahoma enfrentan a un grupo de skrulls que robaron el poder de Stormbreaker, el martillo de BRB y capaz de rivalizar a Mjolnir.
  • Los Thunderbolts de Norman Osborn reciben la visita de Mar-Vell, y Osborn lo convence de tomar partido por la Tierra. Inmediatamente después, emprenden el viaje para defender ashington D.C.
  • Los X-Men defienden San Francisco con técnicas de guerrilla, y la Bestia se enfrenta a Cíclope ante la posibilidad de desarrollar una guerra biológica.
  • Los Inhumanos descubrirían que el Blackbolt que sucumbió a manos de Hulk eran un impostor y se dedican a rescatar a su rey. Como consecuencia, la familia real decide que los Inhumanos deberían dejar de vivir como refugiados y asumir el papel que sus creadores Kree planearon para ellos milenios atrás.
  • Maria Hill, directora interina de S.H.I.E.L.D., confronta a Jarvis en el Helicarrier, en el Triángulo de las Bermudas. Usando una página del libro de Nick Furia, usa un LMD para hacer volar el vehículo.
  • Spider-Woman se revela como la Reina Veranke de los Skrull ante Tony Stark y trata de convencerlo de que él también es un extraterrestre.
  • Abigail Brand, directora de S.W.O.R.D., infiltra una nave skrull y libera a Mr. Fantástico. Con el factor sorpresa de su parte, Richards construye un rayo para descubrir a los impostores skrull y logra desenmascarar a los héroes “duplicados” en Tierra Salvaje, permitiendo a los Vengadores volver a Nueva York.

Una vez concentrados los héroes en Nueva York, y con la primera reunión desde Disassembled de Thor, Iron Man y el nuevo Capitán América, Bucky Barnes. Adicionalmente, todos los equipos de Vengadores, héroes individuales, los Secret Warriors, Thunderbolts, e inclusive los villanos organizados de The Hood.

Dos momentos puntúan el fin de la Batalla de Central Park: con su tecnología comprometida, Tony Stark agota las reservas de energía de una de sus antiguas armaduras y abandona el lugar delante de las cámaras de televisión. Ronin/Hawkeye, enojado porque los skrulls le hicieron creer que su difunta esposa Mockingbird había vuelto, logra atravesarle la mandíbula a Spider-Woman/Veranke, sin que el ataque fuera mortal. Viéndose en peligro, los skrulls usan a su arma secreta, Janet Van Dyne. La Avispa, es víctima de una bomba biológica que Henry Pym, su ex esposo, ex Hombre Hormiga y ex Hombre Gigante, le había introducido tiempo atrás bajo la forma de una fórmula mejorada de la Mujer Gigante.

La infección afectó a todos los humanos presentes en el campo de batalla y tuvo que ser Thor, con los poderes de teletransportación de su martillo Mjolnir, quien la desapareciera antes de que el daño fuera incontenible.

Y en segundo lugar, con el último contraataque de los skrull, y los héroes iracundos ante la pérdida de una de las Vengadoras originales y más queridas, se arrojan con todo contra Spider-Woman/Veranke, Pym, Dugan y todos los super-skrulls. Y con Ronin/Hawkeye, Wolverine, el Capitán América y Thor en la primera línea, sólo uno de los presentes logra atestar el tiro de gracia y el que terminaría con la guerra: Norman Osborn, director del programa Thunderbolts, ex criminal superhumano conocido y aparentemente reformado, y ex Duende Verde.

En consecuencia, Tony Stark es destituído de su cargo en S.H.I.E.L.D. y Osborn es puesto a cargo de la situación, junto a sus antiguos Thunderbolts disfrazados de Vengadores.

Empieza el Reinado Oscuro o Dark Reign.

(*): En adelante amos a usar el color verde para identificar a los duplicados skrull sin tener que repetir la palabra.
Cómics, Posts

Camino a Siege 1: Avengers Disassembled

Cuando pensaba en como escribir el post sobre Siege, el evento que ya deberia cerrar el Dark Reign de Marvel, pensaba que era necesaria una retrospectiva de los megaeventos de esta década que llevaron a la situación general de este universo de ficción, ademas de configurar el negocio editorial comiquero en una de las dos más grandes compañías en el rubro. Me pareció relevante hacer un repaso de lo que ha ocurrido en la llamada era Bendis, porque estos eventos siempre se han promocionado como aquellos que “cambiarán el rostro del Universo Marvel PARA SIEMPRE“, además de ser bastante cuestionados en su desarrollo por cuestiones de ritmo, continuidad, caracterización, etc. Veremos qué tan cierto resultó al final.

daredevil_de_bendis_05Brian Michael Bendis, un dibujante y escritor que se desarrolló en la escena independiente en los 90’s e ingresó al  mainstream gracias a que Joe Quesada, entonces responsable de la línea Marvel Knights, se fijara en su trabajo y lo incorporara a Daredevil, junto a David Mack, logrando una de las mejores etapas del Hombre sin Miedo de los últimos tiempos, a la que sólo se ha podido comparar la reciente etapa de Ed Brubaker. Al poco tiempo Bendis pasaría al desarrollo de la línea Ultimate, un replanteamiento actualizado de las historias de siempre, pensado en captar el interés de posibles lectores generado por películas como X-Men y Spider-Man.

Avs38Para el 2004, ya con Quesada al mando, Bendis asume los guiones de Avengers (Los Vengadores). Los motivos fueron diversos. Por un lado, hacia finales de los 90’s las historias de Onslaught y Heroes Reborn de Kurt Busiek perjudicaron a las ventas y los personajes, y Geoff Johns (actualmente a cargo de Blackest Night en DC) trató de amortiguar el daño, seguido por el impopular de Chuck Austen, sin lograr dar en el clavo de lo que la gente esperaba de este título. Por otro lado, Avengers se acercaba a las 500 ediciones, y el momento parecía apropiado para hacer borrón y cuenta nueva. Además, a pesar de ser una constante en el catálogo de la compañía, los Vengadores no tenían un protagonismo comparable a sus homólogos, la Liga de la Justicia, y eso significaba un vacío en la oferta de Marvel que no se podía llenar ni con X-Men o los Cuatro Fantásticos. Finalmente, Bendis y Quesada tenían planes, y planes dentro de planes, que sólo hasta su culminación se han mantenido en secreto dentro del entorno editorial.

avengers5026kuEs en Avengers #500 que arranca Chaos, un arco de 4 números y eje central del crossover Avengers Disassembled. Los Vengadores son una organización de superhumanos con autoridad global concedida por las Naciones Unidas, viven en una mansión y cuando no están combatiendo el crimen conversan sobre sus vidas en la mesa del comedor o al lado de la piscina. Es en uno de estos momentos de ocio que Janet Van Dyne, la Avispa, deja escapar un comentario sobre los hijos perdidos de la Bruja Escarlata, hija de Magneto, y la Visión, el hombre sintético. A los pocos minutos aparece el cadáver reanimado de Jack of Hearts, ex Vengador y héroe cósmico fallecido. Tan pronto el segundo Hombre Hormiga, Scott Lang, intenta establecer contacto con él, el cuerpo de Jack explota y destruye la mansión, incinerando a Lang en el proceso. El resto de Vengadores presentes, Hawkeye, la Bruja, la Avispa, She-Hulk, Capitana Bretaña (Kelsey Leigh) y el Capitán América dan la alarma. En instantes aparece la Visión en un Quinjet y se estrella contra uno de los jardines. De su cuerpo emergen cápsulas metálicas, y un ejército de copias del androide Ultron combaten el  a los héroes. En el calor del combate, She-Hulk enloquece y lastima severamente a la Avispa y los Capitanes. Todos los Vengadores reservistas y algunos héroes solitarios como Namor, Spider-Man y Daredevil se unen en Central Park para echar una mano, y se ven atacados de repente por las fuerzas combinadas de los Skrull y los Kree.

avengers500_06

avengers500_29

avengers501_18

Avengers #502 - 08 - 09

Avengers #502 - 19

Untitled-Scanned-31Después del sacrificio de Hawkeye, el Hechicero Supremo Stephen Strange revela a la Bruja Escarlata como la causante de “el día mas oscuro en la historia de los Vengadores”, y que por tanto todos los sucesos del día, aunque reales, han sido provocados por una alteración en la realidad misma. Se le atribuye esto a un colapso mental provocado por la pérdida de sus hijos varios años atrás, lo que le hizo perder el control de sus poderes mutantes y mágicos a niveles insospechados. Cuando los héroes tratan de consultar a Agatha Harkness, bruja y antigua tutora de la Escarlata, cómo lidiar con el problema, solo encuentran un cadáver en una cabaña y a un montón de villanos materializados del aire: un ejército generado de manera espontánea por una aliada casi omnipotente y psicológicamente inestable. En medio de una batalla imposible de ganar, es el supervillano Magneto quien salva el día y, a falta de una mejor palabra, secuestra a su hija para tratar de devolverle la cordura.

avengers_finale_2dugr9dSin embargo el daño ya estaba hecho. Los Vengadores habían perdido su base, su posición ante las Naciones Unidas y tenían a varios miembros esenciales incapacitados (Capitán América, She-Hulk, la Avispa y Henry Pym cuidandola, la misma Bruja Escarlata y su hermano Quicksilver, que no terminaba de asimilar la situación) o muertos (Jack of Hearts, Vision, Hawkeye, Ant-Man y Thor, que murió con todo Asgard en el Ragnarok). Todo esto sin mencionar que la muerte de Hawkeye partió a la Internet en dos (Benids dixit) entre quejas y especulaciones sobre su regreso. Ni siquiera los aliados estaban en condiciones de tomar la posta: los Cuatro Fantásticos se enfrentaron al intercambio de poderes entre la Mujer Invisible y la Antorcha Humana, y Johnny Storm se convirtió en Heraldo de Galactus por un tiempo. Spider-Man tuvo un encuentro con la Reina y uno de esos momentos de mutar en una “araña humana”. Incluso el Halcón, compañero del Capi, fue inculpado de un crimen y perseguido por la justicia.

Con esto termino la presentación de Disassembled. Mañana revisaré qué pasó después, a nivel de MundoReal™ y del Universo Marvel.

Cómics, Posts

El final de Dark Reign tiene nombre: Siege

siege001_cov_colDe acuerdo a las entrevistas publicadas los últimos dos días en Newsarama y CBR, para finales de este año podremos ver cómo se cierra Dark Reign, el evento/no-evento que dominó prácticamente cada título publicado por la Marvel Comics desde el 22 de octubre de 2008, fecha en que se publicó el último capítulo de Secret Invasion.

Ya se había rumoreado e incluso infiltrado el título de Siege cuando J. Michael Straczinsky (de los Amazing Spider-Man que publica Perú21, además de Babylon 5 y The Twelve) anunciaba su salida de Thor, la serie que relanzaba las aventuras del dios nórdico dibujada por Olivier Coipel (House Of M). Traduciendo la declaración de JMS, diría algo así:

“Un Gran Evento debe estar al servicio de los títulos individuales, y no al revés. En otras palabras, el GE funciona como una bandeja de degustación para personajes que no leerías de otro modo (…) Ahora parece que la corriente va en sentido contrario, con los títulos al servicio del Gran Evento en formas que podrían reducir la accesibilidad o el interés en el personaje para los nuevos lectores (…) Por supuesto, ahora que el Gran Crossover Siege of Asgard se avecina, tengo que reflexionar seriamente sobre el futuro” (29 de abril de 2009)

Hay que aclarar que JMS había estado bien contento en Spider-Man durante casi 200 números, pero empezando por Civil War cada vez más fueron interfiriendo los mandatos editoriales sobre sus títulos, no permitiendo que se desarrollen las consecuencias de The Other yluego con One More Day, así que el que no le guste que le hayan tocado Thor se comprende.

Desde entonces se especuló de mil maneras qué iba a ser ese Siege, o Sitio de Asgard. Como la serie de Thor, que a sus 16 números casi bimestrales había logrado funcionar con relativa independencia de los peligros del Universo Marvel, nadie pensó en relacionarla con el final de Dark Reign, aunque sí se esperaba que el actual equipo top, los Vengadores de Norman Osborn, se involucrarían tarde o temprano.

dark-reign-the-cabal-20090423004022423En realidad, lo que Brian Bendis (guionista de Dark Avengers, New Avengers y Secret Invasion) anuncia es la toma de posesión de Asgard, el mítico reino que empezó a flotar sobre el estado gringo de Oklahoma por obra del mismísimo Thor a inicios de su serie, por parte del megalómano Osborn. Actualmente el antiguo Duende Verde tiene a la población de Asgard en paz y fuera de casa gracias a su pacto secreto con el dios de las mentiras Loki y el malvado Dr. Doom.

Pero su base de poder en el mundo superhumano ya empezó a resquebrajarse en X-Men/Dark Avengers: Utopia. Sus ataques a la población mutante de San Francisco le costaron la cooperación de Emma Frost y Namor (además de hacer que este último acepte su naturaleza mutante después de casi un siglo de vida ficticia y 70 años de publicacón). Y se quedó con miembros igualmente volátiles en la mesa: Loki (un dios), Doom (monarca, hechicero y científico) y The Hood (ligado al demonio Dormammu y regente criminal de New York).

28078new_storyimage3114782_fullTodo esto nos lleva a Siege: The Cabal, la salva de apertura del nuevo evento, donde Osborn trata de recuperar imagen llenando el vacío en su grupo de socios secretos con otros villanos de su elección (y sobre todo fieles a él) y, bueno, la portada dice el resto. Lo atractivo de la situación es que se trata del momento que hemos esperado más de un año para ver cuándo y cómo se le va a salir la situación de las al pobre Normie, que ha parecido manejar la agencia de seguridad más importante del planeta mejor que Tony Stark y posiblemente el mismísimo Nick Fury.

Y el segundo atractivo de la historia será la reunión del Power Trio de los Vengadores: Capitán América (Steve Rogers “renacido”), Iron Man (Tony Stark, como sea que salga de su formateo cerebral en World’s Most Wanted y Stark Disassembled) y Thor (resucitado, alejado de los Vengadores por años y exiliado de Asgard). Los tres personajes se separaron en la historia de Bendis Avengers Disassembled, donde Thor incluso tuvo que afrontar el Ragnarok y morir temporalmente. En Civil War el Capi y Iron Man terminaron en lados opuestos de la lucha y el desenlace provocó la muerte de Rogers, dejándole a Stark el cargo de conciencia. Sin mencionar que Stark, Reed Richards y Henry Pym crearon un clon cyborg asesino de Thor. Pero ese tema se resolvió cuando Thor volvió a la Tierra y le dio su opinión a Iron Man. Ni siquiera cuando todos los héroes disponibles lucharon contra los Skrull en Secret Invasion estaba el Capitán América original y Iron Man estaba mayormente inhabilitado.

Lo que no quita que haya sido una tremenda batalla
Lo que no quita que haya sido una tremenda batalla

Y el último cabo suelto que podría atar Siege sería la posición de S.H.I.E.L.D. (que Norman Osborn convirtió en H.A.M.M.E.R.) y Nick Fury, que estaba encubierto después de la Secret War y actualmente lidera a la banda de agentes fugitivos Howling Commandos y sus diversos equipos de “orugas”, o superhumanos adolescentes completamente desconocidos para operaciones encubiertas. Dadas las revelaciones de los primeros números de Secret Warriors, sin embargo, es poco probable que veamos el regreso de S.H.I.E.L.D. como lo conocemos. Lo que sí es probable es que veamos cambios, tal vez tantos cambios como con Avengers Disassembled, y al menos la incertidumbre de no saber qué pasará después me va a mantener pegado a la historia.